VILLA RIBEREÑA DE ALCOUTIM

Este pequeño pueblo de la frontera norte del Algarve reposa calmado a orillas del Guadiana, esperando a ser descubierto por el visitante. En muy pocos metros cuadrados concentra suficientes atractivos para una visita. Su castillo, serpenteante callejero y su conexión fluvial con la cercanísima Sanlúcar de Guadiana, lo convierten en un pequeño “pan de azúcar” que gusta encontrar en el camino.

R. do Município 12, 8970-066